Aqui Fue Donde Los Jimaguas Vencieron ábita.

Habia Un Cruce De Caminos Y En Medio Estaba ábita Que Tenia Preparada Una Trampa, Donde Todos Los Que Pasaban Por El Cruce Se Caian Dentro De Un Hoyo Y ábita Se Los Comia,

El Pueblo Estaba Muy Sobresaltado Porque Todas Las Gentes Se Desaparecian Cuando Iban De Un Lado Para El Otro Una Vez Los Jimaguas Que Eran Chiquiticos Estaban Tocando Tamborcito Y Por El Toque Se Llamaban Unos A Los Otros,

Un Dia Ellos Le Dijeron A Su Madre Que Iban A Correr Fortuna Y Salieron, Uno Se Escondio Y El Otro Llego Hasta El Cruce De Los Caminos,

Al Verlo ábita Tan Chiquitico Le Dijo Que Fuera Para Su Casa Porque No Podia Pasar Por Ahi,

Pero El Jimagua Insistio Por Lo Que ábita Le Dijo Que Si Queria Pasar Tenia Que Prestarle El Tamborcito Para Tocarlo Igual Como Lo Tocaba El.

El Jimagua Le Contesto: Que Si y ábita Toco Una Vez, Y El Jimagua Le Dijo Que Tocara Otra Vez Porque No Habia Oido,

ábita Toco otra Vez, Y El Jimagua Le Dijo Que Tocara De Nuevo Para Que Lo Hiciera Mejor, Entonces ábita Toco Y No Le Salio Igual,

Cogiendo El Jimagua El Tambor Y Tocandolo Para Que Viniera Su Hermano Que Estaba Escondido,

Despues Se Subio Arriba De Un Tambor Muy Grande Que Tenia ábita Y Empezo A Tocar Y ábita A Bailar Hasta Que Llego Un Momento Que ábita Se Fatigo Y No Pudo Bailar Mas,

Pero Los Jimaguas Siguieron Bailando Y por lo tanto ábita No Le Quedo Mas Remedio Que Seguir Bailando

Hasta Que El Jimagua Le Pregunto Que Era Lo Que Pasaba Y ábita Le Ofrecio Concederle Lo Que Quisiera Si Dejaba De Tocar,

El Jimagua Le Pidio Que Quitara La Trampa Del Camino Para Que Todo El Mundo Pudiera Pasar Y ábita Se Lo Concedio Y Desde Entonces Se Pudo Pasar Por El Cruce Del Camino.

Pin It on Pinterest

Share This