Ìrosùn Òbàrà

Deberá sacrificar para sobrepasar a sus detractores. Aunque esté en buena posición monetaria, no deberá rechazar pequeños regalos que le hagan, porque crearía malestar en las personas pobres que se lo dan, que pensarán que es un engreído.

Esos pequeños regalos, incrementarán su progreso.

Ifá habla de tres personas que no deberán ser tacaños con sus conocidos o familiares.

Deberán sacrificar los tres juntos para alcanzar sus fortunas de manera simultánea.

Deberán tener a la mano, abundante vino para un visitante celestial inesperado.

Ka níre lówó ò tó ká gbà kun
A dífá fún Tètèrègún
Èyí ti ń lợ rèé fi ató pợnmi ợlà fún Olókun
Olókun ti tóbí télè Gbogbo omi ló dojú kợ ó Şùgbón nígbà ojó bá rò tán Omi níwòn ti tún ń bẹ nínú ató
Tètèrègún ó si tún móợ kán an sínú òkun
Àwợn kán bá ní “Iwợ Olókun” “Omi Tètèrègún yìí ò wa kèrè jù?” Ó ni bóun ò bá gbà á
Òun ó móợ rù
Ó ní ká níre lówó ò tó ká gbà kun
A dífá fún Tètèrègún
Èyí ti ń lợ rèé fi ató pợnmi ợlà fún Olókun

A pợnmi ợlà a ríre Tètèrègún fató pợnmi ợlà Ó là wálé
A pợnmi ợlà a ríre.

Tener fortuna a la mano no impide coleccionar más cosas para agregar.

Lanzó Ifá para el doble Tètèrègún, que venía a usar una pequeña jícara para recoger agua de la riqueza de Olókun.

Olókun desde su principio había sido siempre muy grande.

Cada arroyo en la región vaciaba su flujo en ella.

Pero después de cualquier lluvia, el agua dentro de la tierra de Tètèrègún goteaba constantemente y estaría goteando en el océano, gota a gota.

¡Eh Olókun, alguien increpó! ¿Lo tomado por la jícara de Tètèrègún, ha sido tanto?
Olókun respondió: – Si no lo coge, no me reduzco en tamaño

Tener fortuna a la mano no impide coleccionar más cosas para agregar.

Lanzó Ifá para el doble Tètèrègún, que venía a usar una pequeña jícara para recoger agua de la riqueza de Olókun.

Nosotros recogemos el agua de la riqueza y hacemos fortunas.

Tètèrègún,uso su pequeña jícara para recoger agua de la riqueza y regresó adinerado a su hogar.

Nosotros recogemos el agua de la riqueza y vemos las fortunas.

Ợti tán pátápátá
Awo Agbe ló dífá fún Agbe

Atợtí àtòsè
Méjèèji ni ń bẹ lágbè
A dífá fún Ègà sèsèèsè
Ègà sèsèèsè ní sawo orí ègungun Taa ni ń bẹ léyin ti ń sawo? Ègà sèsèèsè
Ègà sèsèèsè ni ń bẹ léyin ti ń sawo
Ègà sèsèèsè
Ègà sèsèèsè lá ò kóre ợlàa wa lé lówó.

El vino se ha terminado completamente.Òsè ló kú lágbè

Awo Àlùkò ló dífá fún Àlùkò
Atợtí àtòsè
Méjèèji ni ń bẹ lágbè
A dífá fún Ègà sèsèèsè
Ègà sèsèèsè ní sawo orí ègungun Àwợn métèèta ní ń bẹ nílé ayé Bàbá àwợn métèèta ló si ti kú
Àwợn Ègà sèsèèsè si ń sawo ńlée tiwợn
Wón ń gba ijợ ńlée wợn Ńgbà ó dijó ti wón ó móợ şợdún Àwợn bàbáa wón bá wòye
Wón ní àwợn ó lòó kàn sí àwợn ợmợ àwợn
Wón bá peraa wợn jợ látòde òrun Wón bá wá òdò àwợn ợmợ lóde isálayé Ará ayé è é sìí rí ará òrun mó
Wón bá pàwòdà
Wón gbé àwò elòmíìn wò
Wón dé ilé ayé
Ilé Agbe ni ón kókó lợ
Ợti ń kó? Wón lóti ti tán
Ợti ti tán pátápátá Ńgbàa wón délé Àlùkò Ợti tán
Òsè ló kú lágbè
Àwợn Bàbá bá tún dide
Wón kợrí sílé Ègà
Bí ón ti ń jókòó
Ni ón ń tójú oúnjẹ fún wợn
Wón lótí ńkó?
Ó lótí nùu lágbàlá un
Òsè tiè ń bẹ ńbè

E è rí ti ń ru? Òsè ló dùn ún
Wón níwợ Ègà sèsè
Iwợ lo gbóngbón èyí?
Ni ón bá kó ohun ợlà lé Ègà lówó
Ayé yẹ Ègà
N ní wá ń jó ní wá ń yò Ní ń yin àwợn Babaláwo Àwợn Babaláwo ń yin Ifá
Ó ní béè làwợn Babaláwo tòún wí
Ợti tán pátápátá
Awo Agbe ló dífá fún Agbe
Òsè ló kú lágbè
Awo Àlùkò ló dífá fún Àlùkò

El sacerdote de Agbe, lanzó adivinación para Agbe. Solo los ingredientes permanecen como sedimento en la jícara.

El sacerdote de Àlùkò, lanzó adivinación para Àlùkò.

El vino y el sedimento están en la jícara.

Los sacerdotes de Ègà sèsè, lanzaron Ifá para Ègà sèsè, el sacerdote de Egúngún.

Todos ellos vivían en la tierra, pero sus padres ya habían fallecido.

El pájaro Ègà practicaba el sacerdocio en su clan y sus seguidores, permanecían alrededor de él en su morada.

Cada año celebraban sus festividades de Ifá y sus padres en el cielo, decidieron venir a visitarles en una de esas festividades.

Pero al hombre vivo le cuesta trabajo ver a una persona muerta, y ellos al llegar a la tierra, cambiaron sus apariencias, adoptando los rostros y cuerpos de otras personas,extrañas a los ojos de sus hijos.

En cuanto llegaron a la tierra se fueron derecho a la casa de Agbe y al llegar allá, pidieron vino, pero se les dijo que se había terminado.

Se fueron entonces a la casa de Àlùkò, pero allí fue la misma historia anterior, solo quedaba el sedimento en las jícaras de beber.

Sus progenitores partieron a la casa de Ègà sèsè.

Y allí fueron servidos con abundante comida y vino.

¿Usted no puede verle inmerso?

Es porque es rico en sabores mundanos de gentileza y respeto.

Es porque es muy sabio al ser predecible.

Ellos le dieron solo a él todas las cosas buenas que traían del cielo, para sus hijos.

La vida le cambió para un gran confort a el pájaro Ègà sèsè.

Él se regocijó y alabó grandemente a sus babaláwos.

Ellos se regocijaron y alabaron a Ifá.

El vino se ha terminado completamente.

El sacerdote de Agbe, lanzó adivinación para Agbe.

Solo los ingredientes permanecen como sedimento en la jícara.

El sacerdote de Àlùkò, lanzó adivinación para Àlùkò.

El vino y el sedimento están en la jícara.

Los sacerdotes de Ègà sèsè, lanzaron Ifá para Ègà sèsè, el sacerdote de Egúngún,quien llegó de último para ser el principal sacerdote honrado con altos honores.

Ègà sèsèèsè.

Ègà sèsèèsè es ahora un verdadero sacerdote.

Ègà sèsèèsè.

Y es a Ègà sèsèèsè, a quien nosotros daremos todas las bendiciones de la riqueza.