Ifa Nigeria

Ifa Nigeria:

En Iwori Meji Orunmila se reemplazó así mismo con los Ikines, cuando el finalmente regreso al cielo por mandato de Olodumare.

Así los ikines se transformaron en el más importante medio de comunicación entre los seres humanos y Orunmila.

En los extremos de los Ikines se puede observar la cabeza que conocida como Olori Ikin. Y se cree que esto representa a Eshu.

Sin embargo cada uno de los Ikines posee su propia cabeza u Ori. Los Ikines como otras divinidades tiene su propio Ori.

Irofa: Es usado para tapar el tablero de Ifa durante el proceso de adivinación. La tapada es una invocación para que Ifa este presente. El golpear el tablero es de llamada a los Odus de Ifa.

Osun: Es una divinidad de Ifa y está representada en Nigeria por un bastón usado por los Awoses como señal de poder y fuerza, que tiene la imagen de un pájaro en su parte superior y que se llama Eye Kan y en su parte inferior una lanceta para clavarla en la tierra. Este bastón de caminar es conocido como Osun.

Este no puede caerse, o ponerse de lado, y debe estar siempre en posición erecta.

Ooro gangan la a bósun (Osun debe estar siempre en posición erecta). La versión de Osun en América es la copa con el gallo encima.

Orunmila es el dios de la sabiduría y es mayormente llamado por dos nombres, Ifa y Orunmila. Pero el nombre de Orunmila se refiere solo a la deidad e Ifa se refiere a la deidad y al sistema de adivinación.

Ifa en Yoruba no tiene traducción.

Diferentes Patakies de Ifa dicen que Orunmila en compañía de otras deidades vinieron a la tierra del cielo y llegaron por primera vez a Ife, la cual los Yoruba creen es la cuna de la humanidad.

Los dioses fueron enviados principalmente para establecer el orden en la joven Tierra.

Ifa jugo un rol importante en esta divina orden por su gran sabiduría.

En este tiempo en Ife, Orunmila vivió en un lugar llamado Oke Igeti. Y este es por qué también se le llama Okunrin Kukuru Oke Igeti (El pequeño hombre de la montaña de Igeti).

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario