ewe santeria/Trabajos de Santeria

Trabajos de Santeria

 

AJI CHILE: Dueño Eleggúa (Se le atribuye también a Oggún y a Osaín, pero no se olvide que a este último pertenecen todas las plantas y con todas trabaja).

 

La Savia de la raíz, de las hojas y del fruto, combate el tifus en sus comienzos.

 

AJO: Dueño Todos los Santos.

No se empleará para sazonar las comidas de los Santos lucumís. Contra el mal de ojo, llevarlo en la cabeza, entre el pelo, atravesado por un gancho. Es el sustento de las ngangas y “prendas fuertes”. Les da fuerza.

Pero hay “prendas” que el ajo las mata. Son débiles y no lo resisten.

El ajo doméstica a los majas “guardieros” de ngangas.

Un resguardo muy recomendable es el siguiente: en una bolsita de tela blanca, se guarda una cabeza de ajo con yerba buena y perejil.

Antes de usarse, es menester llevarlo a siete iglesias y humedecerlo en las pilas de agua bendita de dichos templos y en el momento de humedecerlo se dirá: “Líbrame de mi enemigo, de cuantos me quieran mal y dame salud y suerte”.

El ajo lo cura todo; molido y aplicado en fricciones, es al antídoto contra las picaduras de los alacranes, arañas y de avispas, etc.

Cura el mal de madre, el padrejón y el empacho.

El zumo ablanda los callos por muy rebeldes que sean.

Para expulsar parásitos intestinales y bajar la fiebre.

Facilita la expectoración al mejorar los resfriados y catarros; combate las malas digestiones y ayuda a expulsar los gases, se utiliza además para tratar insomnios y regular la presión arterial. Alivia los dolores reumáticos y la gota, úlceras, quemaduras y otras afecciones de la piel.

 

AJONJOLI: Dueño Babalú Ayé.

 

Es “tabú” en las casas de este Orisha.

Si un hijo de San Lázaro come ajonjolí se enferma e inclusive puede morir. No pueden ni mirarlo. Igualmente les está terminantemente prohibido comer “iru” (granos).

El frijol, la lenteja, el gandul, etc., sobre todo las lentejas que son los mismos granos del “leproso” (Orisha Adéte).

Tampoco pueden comerlo los “Iworos” hijos de Obatalá.

Ni el “ngangulero”.

No liga naturalmente con la “nganga”. Sólo lo comen sin peligro los Santos. Si el ajonjolí se desparrama provoca una epidemia.

Aleja lo malo ligado con corteza de corojo, azogue y pimienta de guinea.

Y atrae también lo mal, pues Babalú Ayé “Bilonga” con ajonjolí.

Las semillas en cocimiento para aliviar a los asmáticos tan pronto se declara el ataque. Fortalece el corazón.

Las mujeres cuando crían a sus hijos deben tomarlo para tener leche abundante.

ALACRANCILLO: Dueño Obatalá (Algunos Santeros se lo atribuyen a Oshún y otros a Oké).

Para baños lustrales. En cocimiento, tomado por agua común es a colmar la irritación interna de la piel. La raíz con las ramas y hojas reduce las hemorroides.

 

Trabajos de Santeria

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario