Ewe de santo

 

AGALLA DE LA COSTA: Dueño Elegguá.

En tisana resulta un gran purificador de la sangre con sus hojas y raíces. Sus semillas se emplean en lavados vaginales, para contener las hemorragias y en tratamiento de las leucorrea.

AGRACEJO: Dueño Obatalá.

Se utiliza en el Omiero del asiento, en regla de mayombe se emplea para hacer daño bien, trabaja mucho hecho polvo y ligado con yaya, y sangre de doncella, muchas prendas de mayombe se montan con agracejo. En cocimiento es bueno para la hidropesía, y para el paludismo como agua común. Es muy estomacal, la raíz cura la gonorrea.

AGUACATE: Dueño Chango, Eleggúa y Ogggún.

El fruto morado del aguacate le pertenece a “Oyá”. El cocimiento del cogollo es bueno para expulsar los gases que produce su fruto y para la tos. El del Aguacate Morado, para provocar el menstruo, pues es abortivo. En lavados vaginales, para combatir las “flores blancas”. La semilla molida y hervida sirve para borrar las arrugas de la cara.

AGUEDITA: Dueño Todos los Santos.

Es el “WAKIBANGA” de las Regla de Mayombe, “Bulan ane, Cabanga, Bembéiriko”. Muy mágico. Va dentro del “nkiso”. Palo de mucho respeto. También le llaman rompe hueso porque cuando “monta”, derriba y agita al médium con tal fuerza que podría romperle los huesos. Entre sus muchas virtudes, una de ellas consiste en alejar la enfermedad. Con la raíz cura las fiebres más rebeldes y todas las enfermedades secretas del hombre.

AGUINALDO BLANCO: Dueño Obatalá.

Para “despojar malas influencias”, para baños lustrales y baldeos purificadores de la casa. El cocimiento de las flores es indicado para contener las palpitaciones del corazón.

AJI GUAGUAO: Dueños Eleggúa, Oggún y Osaín.

“Es alimento restaurador de las “ngangas”. La “chamba”, el aguardiente que “Padres” y “Mayordomos” derraman sobre las cazuelas, calderos y amuletos de “Mayombe” y que se vierte sobre el pescuezo del gallo o animal sacrificado cuando estos se han desangrado sobre la nganga, se carga de ají guaguao para que sea más potente.

Este ají, reducido a polvo es uno de los elementos importantes en cualquier brujería de las fuertes y más efectivas.

El zumo en atomizaciones es bueno para combatir la ronquera.

Con el ají guaguao maduro, ingerido como píldora, se combaten las hemorroides. En fricciones contra el reumatismo. Para la fiebre catarral; bien picadito se mezcla a un cocimiento de naranja bien caliente.

ewe de santo